666 71 13 48
¡Escríbenos!
¿Dónde estamos?
A un solo click

Lectura psicológica duelo Rosberg-Hamilton del 2014

Home - Deportistas - Lectura psicológica duelo Rosberg-Hamilton del 2014

Lectura psicológica duelo Rosberg-Hamilton del 2014

LLegaban a la última carrera Hamilton y Rosberg como los únicos candidatos a ganarlo. La temporada no ha sido fácil para ninguno de los dos. Desde el principio sabían que tenían el mejor coche con mucha diferencia y que el campeonato de pilotos se lo jugarían entre ellos, lo que ha condicionado mucho su actuación y su rendimiento.

Sin conocer a los pilotos y sin saber las cosas que han pasado dentro del equipo, hacemos nuestra lectura de la temporada con una serie de hipótesis de lo que les debe haber pasado a los pilotos, una deducción basada en sus acciones.

Nuestra hipótesis es que un piloto como Hamilton, ya campeón del mundo, reconocido como uno de los mejores pilotos de la parrilla, con una visible y demostrada ambición, se viera a sí mismo como principal y probable campeón desde un principio. Sin embargo el camino de Rosberg hasta verse en una posición óptima de conseguir un mundial ha sido mucho más largo y complicado, puede ser que siempre haya soñado con ganar un campeonato pero que nunca haya tenido claro que podría estar en disposición de conseguirlo.

En la primera parte del campeonato fue más consistente Rosberg, poniéndonos en su piel nos imaginamos que puede pensar: (soy un gran piloto y tengo el mejor coche, también tengo de compañero al gran favorito pero que mentalmente es inestable y pienso que esa puede ser mi baza, así que empiezo el año con mucha ilusión y con el plan de ser constante y regular, sin agobiarme). Le funciona y los resultados le acompañan.

Desde el puto de vista de Hamilton, pensamos: (soy el mejor y tengo el mejor coche, así que lo normal es que yo sea el líder del equipo y el dominador del campeonato desde el principio, pero mi compañero está resultando ser más fuerte de lo que me esperaba y me pone las cosas muy difíciles), empieza a ponerse nervioso, a querer demostrar que es mejor y solo se fija en el resultado y no en lo que tiene que hacer, lo que le lleva a cometer errores y que todavía entienda menos lo que está pasando (¿si soy el mejor porque no soy el líder?), se enfada, se frustra y comete más errores, lo que le pone las cosas mejor a su compañero.

Llega un momento de la temporada en que Rosberg empieza a ver que sí puede ganar el campeonato y que ya es un claro aspirante al título, incluso favorito porque va líder del mundial. Entonces cambian las cosas, aparecen las inevitables dudas: ¿Seré capaz de ganar? ¿Podré con mi compañero?, a lo que se suma la exigencia de no poder cometer errores. A su vez Hamilton parece que ya ha asumido que Rosberg es más rival de lo que imaginaba y que si quiere ganarle va a tener que ponerse el mono de trabajo. En este punto sí siente que puede ganar (ya lo ha hecho antes, incluso “ha nacido para ello”), siente que puede con todo.

Esa omnipotencia, en ocasiones, te lleva a cometer errores porque sobreestimas tus posibilidades y tomas riesgos innecesarios (en ocasiones le ha sucedido, como en su primera temporada en la F1). En esta temporada le pasa en alguna sesión de calificación o su salida de pista de Brasil. Sin embargo, esa misma omnipotencia y ambición es la que te puede hacer estar mejor preparado en los momentos importantes, ser valiente (como en el adelantamiento a Rosberg en Austin) y tener menos miedo a cometer errores.

Del lado de Rosberg: estás ante la oportunidad de tu vida y estás luchando ante el que a priori era el gran favorito, has seguido tu plan de ser consistente y durante la primera parte de la temporada te ha salido bien y tu compañero ha tenido errores, pero en la última parte de la temporada se ha recuperado y está siendo muy fuerte, tu confianza empieza a bajar, ves a tu rival cada vez más fuerte, más rápido. Hubo un momento de la temporada que ves el título muy cerca, y ahora cada vez lo ves más complicado, así que tienes que correr perfecto y no cometer errores. Corres la recta final pensando en no fallar, a la defensiva. Correr pendiente de no fallar hace que no estés centrado en tus tareas como piloto y que te entren dudas en los momentos tensos y sea más probable fallar, como en el adelantamiento de Austin o en la mala salida de la última carrera.

Hamilton se conoce bien en estas circunstancias, perdió el mundial de 2007 por no saber gestionar bien sus emociones, y casi pierde el de 2008 (aunque en ese caso supo aguantar mejor la tensión). En esta ocasión, dicho por él, recuerda anteriores experiencias y, a pesar de los nervios lógicos, tiene un plan para la última carrera (dice que no necesita ganar la carrera para ganar el mundial, y que no va a arriesgar) y finalmente se lleva el título.

Todos los deportistas se han visto o se pueden ver ante una situación de tener que ganar un partido, una competición, un título o un descenso. En estos casos es importante tener un PLAN de competición que nos ayude a funcionar y a tomar decisiones en momentos en los que los nervios o las emociones no nos permitan pensar adecuadamente. En este plan debemos tener en cuenta cuál es nuestro objetivo a conseguir y los condicionantes que nos vamos a encontrar, en este caso: mis capacidades técnicas como piloto, el coche que llevo, el/los rivales, el físico, cómo puede ir la carrera y qué tengo que hacer, etc. Por último trazar el plan asumiendo que mi rendimiento no va a ser el ideal por la interferencia de los nervios y las emociones.

Tan importante como tener un plan A es importante tener un PLAN B en el que se incluyan las posibles variables que se pueden dar y que cambiarían el escenario del plan A. Así, no nos pillará por sorpresa los posibles inconvenientes que surjan, tendremos planificada nuestra actuación en ese/esos casos y hacemos menos probable tomar decisiones precipitadas, no meditadas y que nos puedan perjudicar todavía más.

Leave A Comment

Suscríbete a nuestra NEWSLETTER

Para estar al día del contenido que actualicemos en nuestro BLOG y de otras novedades de nuestra web, deja aquí tu correo.
Prometemos no avasallaros a correos SPAM, a nosotros tampoco nos gustan.

Últimos Artículos