666 71 13 48
¡Escríbenos!
¿Dónde estamos?
A un solo click

Prevención de lesiones deportivas

Home - Psicología del deporte - Prevención de lesiones deportivas

La Psicología en la prevención de

lesiones deportivas

En la presente entrada te explicaremos cómo de importante va a ser que tu salud emocional esté bien trabajada para complementar un buen trabajo en prevención de lesiones deportivas.

En este sentido, nos vienen a la cabeza casos de deportistas mundialmente famosos como Ousmane Dembélé que se han lesionado cuando aparentemente su preparación física era la idónea y, “sorpresivamente”, al volver han vuelto a recaer. ¿Hablamos de un error en la preparación física o existen otros factores que no estamos teniendo en cuenta?

Desde Psicólogos del Deporte Online queremos recordarte la importancia que puede tener el factor psicológico en la posible la recaída y/o aparición de lesiones deportivas. Así, sabemos que una buena preparación física te permite realizar ejercicios exigentes con menor riesgo de lesión. Al mismo tiempo, una correcta técnica de ejecución te permitirá realizar acciones de manera más balanceada y armónica, potenciando tus cualidades en la práctica deportiva. Incluso la táctica, el plan de acción, la hoja de ruta, te puede permitir economizar esfuerzos y evitar un mayor desgaste de tu cuerpo. 

 

Pongamos un ejemplo…

Supongamos que queremos levantar una caja de 50kg para cargarla en el coche. El componente físico jugará seguro un papel importante y, para evitar una posible lesión, ayudará que muscularmente estés bien preparado. Además, será importante tener en cuenta la técnica a utilizar, es decir, si lo levantas de abajo arriba con la espalda encorvada, o forzando en demasía los brazos en vez de acompañar el movimiento con el empuje de las piernas, estarás facilitando la aparición de una lesión. ¿Y la táctica?, quizás se puede elevar previamente la caja a media altura, dividiendo la operación en dos movimientos más sencillos o, por qué no, hacerlo entre 2. 

Como has podido ver, sendos factores son importantes por lo que trabajarlos adecuadamente va a marcar la diferencia. Ahora bien, ¿qué pasaría si te dispones a levantar la caja con un nivel de activación muy elevado debido a un conflicto previo?, ¿qué pasaría si debido a la falta de sueño tu concentración no fuera la adecuada?, ¿qué pasaría si por tener prisa pierdes el control y no eres capaz de marcar correctamente los tiempos?

El factor psicológico puede jugar un papel importante en la prevención de lesiones deportivas. Ahora bien, tu qué piensas ¿crees que es realmente determinante trabajar tu control emocional para poder prevenir lesiones? Vamos a intentar aportar argumentos en la línea de nuestra “tesis”. 

 

¿Qué dicen los expertos?

A lo largo de la historia, numerosos estudios han ido encaminados a detectar aquellos factores precedentes a una lesión. El objetivo de los mismos ha sido idear estrategias para la prevencion de lesiones deportivas. Por supuesto, los aspectos físicos son los que han copado los estudios durante muchos años, sin embargo, como apunta Cashmore (2002), además de percibirse una pérdida de ciertas capacidades físicas en los deportistas lesionados, éstos también mencionaban que habían perdido una parte de “sí mismos” . Esto ha hecho que con los años se haya considerado pertinente trabajar la psicología en los tratamientos dando herramientas a fisioterapeutas y médicos, al mismo tiempo que incluyendo en el equipo de intervención a los psicólogos del deporte.

El objetivo de las distintas disciplinas en cualquier programa de intervención, incluida la psicología, es la de trabajar para que el deportista vuelva a su práctica deportiva con la mayor brevedad posible y habiendo recuperado su estado de forma óptimo. En este sentido, se plantea la intervención desde dos puntos de actuación: Preventivo y Poslesivo

En el presente artículo queremos centrarnos en la faceta preventiva, así, vamos a explicarte qué papel juega y qué importancia puede tener el factor psicológico en la posible aparición de lesiones. Al mismo tiempo, trataremos de mencionar las posibles estrategias a adoptar para trabajar la prevención de las mismas.  

 

¿Qué factores son importantes a tener en cuenta?

En primer lugar, debemos hacer referencia a los factores psicológicos que pueden llegar a influir en la posible aparición de lesiones deportivas. En este sentido debemos hablar del Estrés.  

 

El estrés actúa limitando nuestras capacidades y forzando nuestros límites
                 El estrés actúa limitando nuestras capacidades y forzando nuestros límites.                                                                     Escultor: Lorenzo Quinn.

Desde Psicólogos del Deporte Online nos fijamos en el modelo teórico de estrés y lesión deportiva de Williams y Andersen (1998), la teoría explica que cuando un deportista percibe una situación deportiva potencialmente estresante éste generará una respuesta de estrés. Esta respuesta vendrá determinada por aspectos tales como: su percepción de las demandas del escenario, por los recursos a su alcance para hacer frente al reto o, también, por las posibles consecuencias futuras que pueda el deportista anticipar. Así, la respuesta de estrés va a conllevar cambios a nivel fisiológico y atencional

  • Incremento de la tensión muscular.
  • Mayor distracción (menor atención). 
  • Estrechamiento del campo visual. 

Estos cambios a nivel fisiológico, provocados por la valoración cognitiva de un escenario potencialmente estresante, van a facilitar y/o aumentar las posibilidades de que el deportista se lesione. 

 

¿Es el estrés el único factor a tener en cuenta?

Además del estrés, que va a jugar un papel importante en la posible futura aparición de lesiones deportivas, debemos tener en cuenta también aquellos factores que en función de su naturaleza harán que se pronuncie o se controle adecuadamente la respuesta de estrés. Factores como:

Nuestros recursos e historia personal pueden jugar un papel importante a la hora de prevenir o estimular la aparición de futuras lesiones deportivas
  • Las características de la personalidad del deportista: Aquellas características que nos diferencian de los demás, que nos definen. Hablamos de características físicas, cognitivas y/o emocionales. 
  • La historia de estresores: Hace referencia a elementos de nuestra historia personal (eventos, conflictos, lesiones, …) que pueden acercarnos más o menos a estados de estrés. 
  • Los recursos de afrontamiento: Hace referencia a las herramientas y/o estrategias que encontramos tanto en nosotros como en nuestro entorno y pueden facilitar y/o dificultar la correcta gestión de los estresores. 

Así pues, vemos como, además del estrés, nuestra historia personal y todo aquello que almacenamos, cargamos y aprendemos jugará un papel importante. Serán factores determinantes a la hora de controlar o avivar los elementos potencialmente estresores a nuestro alrededor. Por lo tanto, éstos pueden suponer elementos determinantes en la posible aparición o prevención de lesiones deportivas.

Ahora que te hemos explicado los elementos estresores y sus posibles potenciadores, vamos a explicarte qué papel juega y qué consejos te podemos dar desde la psicología aplicada a tu practica deportiva para tener éxito en la prevención de lesiones.

 

El papel de la psicología en la prevención de lesiones

Desde la psicología podemos ayudarte a trabajar hábitos, estrategias y/o conductas para prevenir y rebajar los posibles estresores. 

Con tal fin, primero debemos tener claros aquellos factores que, sumados a lo anteriormente expuesto en esta entrada, pueden llegar a ser determinantes para aumentar el riesgo de lesionarse. En esta línea, Buceta (1996) enumera de manera muy esclarecedora distintas variables que van a jugar un papel importante

  • Historia de lesiones personal
  • Edad y estado físico
  • Falta de preparación física para afrontar determinados retos deportivos exigentes
  • Ausencia de planes de entrenamiento
  • Participación en eventos inadecuados 
  • Necesidad de descanso
  • Ausencia de reconocimientos médicos
  • Falta de medidas preventivas
  • Alimentación inadecuada
  • Descuido en la manutención de la equipación personal y/o deficiencia del estado de las instalaciones
  • Falta de fármacos (cuando se requiere)
  • Exceso o falta de motivación
  • Conductas de riesgo 
  • Estrés psicosocial

 

¿Qué puedes hacer?

Tras la revisión de los posibles factores que influyen en la aparición de lesiones, te proponemos 4 consejos para reducir los factores de riesgo previamente expuestos. Tales consejos encuentran su apoyo en el programa de prevención de lesiones deportivas propuesto por Palmi (2002): 

  1. Información es poder: conocer y aprender sobre la relevancia de los factores de riesgo, la preparación y unos buenos hábitos saludables a la hora de trabajar para prevenir la aparición de lesiones. 
  2. Asesoramiento con un psicólogo del deporte para entrenar recursos psicológicos que reduzcan la probabilidad de lesionarte. Bajo la supervisión de un profesional podrás trabajar el autohabla, el entrenamiento en confianza, la formulación de objetivos realistas, técnicas de relajación, la meditación, la visualización, entre otras. 
  3. Llevar a cabo una buena planificación de los entrenamientos y de la competición, siendo en todo momento consciente de las limitaciones y fortalezas para, así, formular retos y/u objetivos realistas y alcanzables. Personalizar el entrenamiento y evitar a monotonía en los ejercicios ayudará a mantener el estado de alerta y la atención en tu práctica deportiva.
  4. Mejorar aspectos técnicos de tu juego y/o práctica deportiva: La correcta ejecución técnica actuará como medida de prevención, potenciando tus acciones y protegiendo tu cuerpo de gestos forzados y/o excesos de esfuerzo.

 

Conclusión

En todo momento hemos hecho referencia a la correcta preparación tanto física como mental para la correcta prevención de lesiones. Ante la demanda deportiva deberás estar preparado para escenarios exigentes que van a llevarte al límite. Así, cuanto mejor sea tu preparación de los elementos físicos, técnicos, tácticos y psicológicos, menor será la probabilidad de sufrir lesiones y, en consecuencia, mejor controlarás los factores estresores a tu alrededor. 

Tu cuerpo, al igual que un instrumento, debe estar bien afinado, equilibrado. Si te sometes a excesivos esfuerzos y no eres capaz de detectar los estresores a tu alrededor estarás facilitando la aparición de futuras lesiones, estarás tensando demasiado tus cuerdas. 

 

«En el deporte, la mejor prevención es una buena preparación»

 

Psicólogos del Deporte Online.

Leave A Comment

Suscríbete a nuestra NEWSLETTER

Para estar al día del contenido que actualicemos en nuestro BLOG y de otras novedades de nuestra web, deja aquí tu correo.
Prometemos no avasallaros a correos SPAM, a nosotros tampoco nos gustan.

Últimos Artículos